sábado, 10 de diciembre de 2011

OBRAS DE SIMÓNIDES DE CEOS


Tenemos restos de sus epinicios, trenos, encomios, escollos y epigramas. Fue el primero en aplicar la técnica de la lírica coral (religiosa) a temas profanos como los cantos de victoria (epinicios) en las competiciones deportivos. Se poseen fragmentos y referencias de los compuestos en honor de Glauco de Caristo (fr. 29), el primero cronológicamente (520 a. C.); Crío de Egina (fr. 13), Astilo de Crotón (fr. 10), Anaxilao de Regio (fr. 7), y lenócrates de Acragante .
 De sus trenos, que anticipan los tópicos de las consolaciones, hay restos del que lamenta la trágica muerte del linaje entero de los Escópadas (fr. 6) en el hundimiento de la sala del banquete, y referencias del dedicado a Antíoco, hijo de Equecrátides, lagos (rey) de Tesalia. Trenos o más bien encomios son sus composiciones en honor de los caídos de las Termópilas (fr. 5), Salamina, Artemision, Platea. Quizá perteneciera a un treno el espléndido fragmento (13) de Danae con el niño Perseo.
De sus escollos (canciones simposiacas), el Protágoras platónico (339 A-347 A) comenta un amplio pasaje del dirigido a Escopas, donde el poeta expone su concepción de la virtud. De los epigramas (dedicatorias, epitafios), género en que sobresalió Simónides, tan sólo unos pocos (los epitafios de Arquédice, hija de Hipias; del adivino Megistias de Acarnania, caído en las Termópilas, de los tegeatas muertos en lucha contra los espartanos) pueden tenerse por auténticos. Estilo e ideario. Su lengua, el dorio de la lírica coral, depende en gran parte de Homero (v.) y Hesíodo (v.): sobria de imágenes, metáforas y metonimias, es clara de sintaxis, abunda en compuestos y juegos etimológicos y da cabida a términos coloquiales áticos. Emplea yambos, troqueos, jónicos y coriambos en tríadas epódicas. Poeta reflexivo y sentencioso, introduce la crítica y el razonamiento en la lírica coral. Observador frío y desapasionado, contempla sin ilusiones la vida. Los dioses para él son perfectos y distantes; pone la virtud en la justicia; y como elementos integrantes de la felicidad estima la salud, la riqueza, el placer y la fama .

Puedes leer Los yambos en el siguiente link:

1 comentario: